Optimizando la digestibilidad de los alimentos de los cerdos

Departamento técnico, Olmix

De manera global desde el 2020 nos hemos enfrentado a un gran incremento en los costos de las materias primas debido a diversas causas; climáticas, logísticas, escasez y tensiones geopolíticas. Generando un efecto económico negativo al incrementar los costos productivos y reducción de márgenes de ganancias, ante este panorama se vuelve esencial mejorar la eficiencia de la alimentación para optimizar la rentabilidad de la explotación.

La nutrición de precisión fue impulsada hace 30 años para mejorar la rentabilidad de las empresas pecuarias, definiéndola como “el desarrollo e implementación de técnicas de alimentación que proporcionan la cantidad correcta de alimento a cada animal o grupo de animales, dependiendo de las necesidades individuales y la variabilidad”. A lo largo de los años, el nivel de precisión ha aumentado gracias a un mejor entendimiento de las necesidades fisiológicas de los cerdos, pero también con el desarrollo de herramientas analíticas y de modelado.

En el 2001 Kempen y Van Heugten en un curso realizado en la Universidad de Carolina del Norte sobre «Reducción de la excreción de nutrientes y olor de heces, a través de la nutrición», describen nuevas recomendaciones e innovaciones para la nutrición haciendo hincapié en la necesidad de formular alimentos sobre la base de «nutrientes disponibles», en lugar de un contenido bruto. También recomiendan analizar cada lote de ingredientes que llegan a la planta de alimento utilizando metodologías más precisas como la espectroscopia infrarroja en donde se sugiere integrar el «precio de interés» de las materias primas en el software de formulación, para formular por costo y no solo nutricional.

Veinte años después estas recomendaciones son parte del trabajo rutinario de nutriólogos y productores de cerdos en todo el mundo. Las materias primas se analizan para determinar su contenido nutricional (no solo proteínas), la mayoría de las veces utilizando la tecnología de análisis de infrarrojo cercano (NIR). Los alimentos se formulan sobre una base de energía neta, que está mucho más cerca del uso final de la energía que la energía digerible o metabolizable, que tiende a subestimar los valores energéticos de los ingredientes ricos en grasa y almidón, y sobreestima los valores energéticos de los ingredientes ricos en proteínas.

Los programas de alimentación se han dividido en fases de acuerdo con los requerimientos nutricionales, la evaluación de los requerimientos de nutrientes de los animales también ha mejorado, lo cual ha llevado a un rendimiento mucho más eficiente en las granjas porcinas.

Junto con todos estos desarrollos, los potenciadores de la digestibilidad adicionados en la alimentación porcina se han utilizado cada vez más para mejorar aún más la eficiencia del alimento y limitar el desperdicio de nutrientes. Entre ellos, las enzimas exógenas se pueden utilizar para neutralizar los factores anti nutricionales o los sustratos de digestión que no pueden ser hidrolizados por enzimas endógenas. Tales productos han permitido enormes mejoras en la utilización de la dieta, el ejemplo más relevante es la fitasa y el fósforo.

Sin embargo, a pesar de todo este avance en la nutrición animal aún existen áreas de mejora que pueden ayudar a aumentar la rentabilidad de la empresa, en especial ante este entorno económico desafiante, mejorando la digestibilidad de la dieta, reduciendo la excreción de nutrientes e incidiendo de manera contundente en los parámetros productivos de los cerdos, estos efectos pueden ser soportados por innovaciones tecnológicas a base de algas y arcillas.

ARCILLAS Y EXTRACTOS DE MACROALGAS

Las arcillas son percibidas como herramientas para el cuidado intestinal, gracias a su capacidad adsorbente de toxinas y bacterias, su interacción con la mucosa intestinal, así como para corregir los trastornos digestivos. Reichardt (2008) y Habold et al. (2009) en ambos estudios, demostraron la capacidad de las arcillas para favorecer el contacto entre las enzimas y los nutrientes, y por lo tanto, mejorar la tasa de digestión del alimento. Las enzimas digestivas necesitan estar en contacto con su cofactor (moléculas auxiliares requeridas por las enzimas para estar activas) y con su sustrato con el fin de que se produzca la hidrólisis. Las interacciones fisicoquímicas de las enzimas con partículas de arcilla mejoran el contacto entre las enzimas digestivas y el sustrato de la dieta.

La estructura híbrida entre extractos de algas y arcillas forman un complejo no digestible ni disociable, para dar lugar a un cofactor multimetálico. El proceso de micronizado de esta herramienta biotecnológica permite una fina dispersión en el intestino, proporcionando diversos puntos de reacción de la digestión enzimática con iones metálicos fácilmente accesibles. En síntesis, la sinergia entre la arcilla y extractos de algas marinas aportan múltiples iones metálicos (hierro, zinc, cobre, titanio, oro, plata, etc.) que a veces están ausentes en la alimentación, y que se requieren como cofactores para la activación más eficiente de diversas enzimas digestivas generando un mayor aprovechamiento del alimento.

DEMOSTRACION DE LA TECNOLOGIA EN EL COMPORTAMIENTO PRODUCTIVO DE LOS CERDOS.

En un estudio de digestibilidad realizado por el INRA (2014), sobre cerdos en crecimiento alimentados con dietas formuladas con harina de trigo, cebada, maíz y soya como principales materias primas, esta tecnología a base de extractos de algas y arcillas específicas que provee de cofactores enzimáticos aumentó la digestibilidad ileal de la energía en un 3.4%, la lisina en un 3.6% y la treonina en un 5.3%. Recientemente probado en una granja de investigación comercial en los Estados Unidos (New Horizon Farm, bajo la supervisión de la Universidad Estatal de Kansas), estos cofactores enzimáticos demostraron mejorar la eficiencia de la alimentación de los cerdos finalizados. Para este estudio 594 cerdos PIC con peso inicial de 50.7 kg promedio se alojaron en 22 corrales con 27 cerdos cada uno y divididos en 2 tratamientos: el grupo control que se alimentó con dietas comerciales y un segundo grupo alimentado con las mismas dietas del grupo control más la inclusión de MFeed+® de 1 kg en las dietas de crecimiento 1 y crecimiento 2; y una dosis de 0.5 kg en la de finalización.

Recibieron 3 fases de alimento durante el ensayo de 3 meses, todas a base de maíz y soya, formuladas para cumplir con los requisitos de PIC 2016.

Los resultados del estudio mostraron un aumento global en el rendimiento en el grupo MFeed+® en comparación con el grupo control. La ganancia de peso diario mejoró en un +2% (p<0.05, Fig. 1), con el mayor efecto observado en la fase final (+3%, p<0.001). El uso de MFeed+® tendió a disminuir la relación de conversión alimenticia global, con un efecto significativo en la fase final -6 pt p<0.05 (Fig. 2) logrando demostrar una mejor conversión de alimento con la adición de estos cofactores enzimáticos.

Gracias al efecto de MFeed+® sobre la actividad de enzimas digestivas, se mejoró la eficiencia en la alimentación de los cerdos, llevando a un mejor desarrollo de tasa de conversión alimenticia final (-3 pts) y una tasa de crecimiento más elevada (+2%, p<0.05), particularmente en la etapa final (-6pts CA, p<0.05 y +3% GDP, p≤0.001). MFeed+® es rentable, incrementando los ingresos un 2%.

CONCLUSIÓN

Con la comprensión cada vez mayor de las necesidades fisiológicas de los cerdos y la variabilidad individual, hay un futuro brillante y perspectivas con alimentación de precisión en la industria porcina. La eficiencia de la alimentación continuará mejorando, utilizando potenciadores de la digestibilidad. El uso de biocatalizadores naturales elaborados con arcillas y extractos de algas como aditivo en el alimento han demostrado que la actividad enzimática en el tracto digestivo del cerdo se vea mejorada en comparación con las dietas tradicionales. Incrementando la disponibilidad de los nutrientes de las dietas diseñadas para los cerdos en engorda, mejorando considerablemente la rentabilidad y productividad de las empresas porcinas.

RECOMENDACIONES

Entre las soluciones disponibles en el mercado existe Mfeed+®, tecnología patentada basada en algas y arcilla de Olmix, para mejorar la eficacia de las enzimas digestivas obteniendo mejores parámetros productivos e incrementado la rentabilidad en las empresas porcinas.

Literatura citada

  • Habold, Clay ingestion enhances intestinal triacylglycerol hydrolysis and non-esterifiedfatty acid absorption. British Journal of nutrition, 2009.
  • Reichardt, Francois, Ingestion spontanée dárgiles chez le rat: rôle dans la physiologie intestinale, 2008.
  • Kempen y Van Heugten (2001). Material del curso “Reducing the nutrient excretion and odor of pigs through nutritional means” por Universidad de Carolina del Norte

Para más información:
Olmix Latinoamérica Norte
Tel.: (442) 245 5860
[email protected]