Avanzan México y EU en alianza para la inocuidad alimentaria

0
1207

Redacción BM Editores.

Autoridades sanitarias de México y Estados Unidos avanzan de manera firme en su Alianza para la Inocuidad Alimentaria, luego de que en el 2012 estas dos naciones sellaran un compromiso conjunto para fortalecer la inocuidad de los alimentos que se producen, comercializan y consumen en ambos países.

En una sesión virtual en la que estuvieron presentes el director en Jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Francisco Javier Trujillo Arriaga, el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), Robert Califf y el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), Alejandro Ernesto Svarch Pérez, se revisaron puntualmente los avances que se han tenido en estas materias para salvaguardar tanto la producción de alimentos como la comercialización y el consumo que se hacen de ellos.

Cabe destacar que este trabajo se formalizó dos años después, en 2014, con la firma de la Declaración de intención para la cooperación en la Alianza para la inocuidad de los productos agrícolas frescos y mínimamente procesados, por parte de los titulares del SENASICA, la COFEPRIS y de la FDA.

El acuerdo se actualizó hasta septiembre del 2020, cuando los titulares de las tres agencias firmaron la Declaración de Intención de la Alianza por la Inocuidad Alimentaria.

Para el funcionamiento de este acuerdo, se crearon cuatro grupos de trabajo, a fin de considerar prioridades estratégicas, colaboración de laboratorios, Respuesta y Prevención de Brotes y Capacitación en Inocuidad Alimentaria.

Lo que se buscó es emprender de manera conjunta medidas preventivas a fin de fortalecer la producción de vegetales inocuos en ambos países, armonizar y optimizar métodos y reactivos que utilizan los laboratorios de México y los Estados Unidos para la detección de patógenos y capacitar al personal y productores de ambos países, a fin de mejorar los procesos y homologar los criterios y métodos que se aplican en la implementación de sistemas de inocuidad, inspección y verificación de productos, productores y proveedores.

A través de una década de trabajo conjunto, se han logrado varios objetivos, entre los que destacan el fortalecimiento de la cooperación técnica para proteger la salud pública en ambas naciones y reducir el riesgo de enfermedades o muertes asociadas al consumo de alimentos contaminados, además de construir un proceso de trazabilidad a través del cual se han realizado acciones efectivas para minimizar los riesgos de contaminación de los alimentos por diversos patógenos como la Salmonella y la Cyclospora.

También se han intercambiado conocimientos y experiencias a través de eventos de capacitación, para contar con un sistema de control sanitario más sólido, a la vez que para responder rápida y eficientemente a los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos.

Esta Alianza beneficia al sector productivo, ya que ofrece mayores garantías sobre la inocuidad de los alimentos que se producen y comercializan en México y los Estados Unidos.

Los datos de la FDA muestran que aproximadamente un tercio de todos los alimentos para humanos importados a los Estados Unidos, y regulados por la agencia provienen de México, incluyendo el 60 por ciento de importaciones de productos agrícolas frescos.

México representa el 66 por ciento de las importaciones de productos agrícolas frescos bajo la norma de productos agrícolas frescos (Produce Safety Rule en inglés).

El valor de las importaciones de productos agrícolas frescos de México en el 2021 a los Estados Unidos superaron las ganancias en cifras de dos dígitos para una larga lista de frutas y verduras en comparación con los datos del 2020, según las estadísticas comerciales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

La principal importación estadounidense de productos agrícolas frescos provenientes de México en 2021 fueron los aguacates, con un comercio valorado en 2 mil 780 millones de dólares, un incremento de 25 por ciento en comparación con 2021 y 57 por ciento con el 2016.

El segundo producto agrícola fresco mexicano importado en los Estados Unidos en 2021 fueron los tomates frescos, valorados en 2 mil 380 millones de dólares, sin cambios desde 2020 pero un incremento de 22 por ciento en comparación con el 2016.

Las importaciones estadounidenses de frutillas mexicanas (excluyendo las fresas) totalizaron 2 mil 170 millones de dólares en 2021, un 17 por ciento más que en el 2020 y 123 por ciento más que en el 2016.

Las importaciones estadounidenses de pimientos frescos mexicanos totalizaron mil 510 millones de dólares en el 2021, 16 por ciento más que en el 2020 y 41 por ciento más que en el 2016.