M.V.Z. Jorge Fernandez Díaz de León
[email protected]

En las siguientes líneas y gráficas presentaré los % de Fertilidad del 2021 en vacas y vaquillas de numeroso hatos lecheros de Raza Holstein establecidos en la Comarca Lagunera, Región ubicada en el Centro – Norte de México, cuyas temperaturas en verano suelen ser muy elevadas, con ITH por arriba de 72 gran parte del día, dando como resultado un intenso Estrés Calórico que afecta severamente el Bienestar Animal, y por consiguiente, la Producción de Leche y en particular la Fertilidad del ganado adulto.

En la gráfica correspondiente a la fertilidad anual de las vacas, podemos apreciar claramente que los porcentajes empiezan a caer a partir del mes de mayo y se prolongan hasta septiembre, siendo este último mes, de acuerdo a mis registros de por lo menos los últimos 25 años, uno de los meses más bajos en fertilidad de todo el año. Las vacas inseminadas en septiembre, a pesar de que el estrés calórico ha disminuido bastante, producen óvulos que fueron generados 70 días antes cuando el estrés era muy intenso, lo que da lugar a que dichos óvulos, en gran medida, sean expulsados del folículo con serias afectaciones que impiden la fecundación esperada.

Mucho se ha escrito ya sobre las posibles soluciones para controlar la infertilidad por estrés calórico: Bienestar Animal que incluye corrales con suficiente sombra, agua fresca y limpia las 24 horas, alimento de buena calidad particularmente durante la tarde-noche, reducción del tiempo que las vacas pasan fuera de su corral, etc.

En los últimos 10-15 años se ha intensificado el uso del “Enfriamiento Directo” (1 minuto de agua y 5 minutos de ventilación forzada con ciclos de 30 minutos) antes de cada ordeña y entre ordeñas. Este proceso, aunque eficiente, requiere de una gran estrategia y coordinación para su funcionamiento. Todos los hatos que aparecen en la gráfica correspondiente a las vacas, tienen en la actualidad este tipo de baños que logran que mejore la producción de leche, aunque como se podrá ver, en la fertilidad no hay cambios sustanciales.

La gráfica correspondiente a las vaquillas se mantiene muy uniforme todo el año, lo que indica que las vaquillas no sufren estrés calórico como sucede con las vacas. De hecho, se ha sugerido que las vaquillas pudieran tener un proceso de “Enfriamiento Directo” como sucede con las vacas, pero por lo menos en fertilidad, la gráfica demuestra que no sería necesario siempre y cuando las vaquillas se mantengan en corrales con suficiente sombra, agua abundante y Bienestar Animal.

ASOCIACIÓN DE MVZ ESPECIALISTAS EN M.V.Z. Jorge Fernandez Díaz de León
BOVINOS DE LA COMARCA LAGUNERA, A.C. [email protected]