Anael Jolly.
[email protected]

Actualmente se mencionan muchos aspectos relacionados con el consumo de alimentos, algunos se consideran productos milagro que pueden conducir a los individuos a conseguir la salud, por otro lado, otros son satanizados y se considera que deben eliminarse de la ingestión.

Es necesario considerar que no existe el alimento perfecto que cubra todas las necesidades de nutrimentos tanto energéticos como funcionales, para conservar la salud.

Dichos alimentos han ido cambiando de acuerdo con las décadas de los siglos; se ha promovido el consumo de pescado, considerado como un alimento rico en proteínas, pero también tiene grasas que se pueden considerar saludables; para después satanizarlo por contener algunos contaminantes que producen daño al cerebro del consumidor. Se ha criticado el consumo de carne roja por su aporte de grasa, que conduce a problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, sin embargo, hoy en día se sabe que es indispensable el consumo de carne roja de 200 g a la semana, por el contenido de hierro indispensable para la prevención de uno los problemas de salud pública a nivel mundial, como es la anemia.

El huevo es un alimento completo, que aporta la mejor calidad de proteínas, con un contenido ideal de aminoácidos; tiene ácidos grasos saludables como son las monoinsaturadas, mismo tipo de compuesto presente en aceite de oliva y aguacate; la yema además de lípidos y hierro aporta vitaminas liposolubles. Hace 30 años se consideraba el peor alimento y su consumo se relacionaba con niveles elevados de colesterol sanguíneo. Actualmente, se recomienda el consumo de una pieza diaria, acompañada de verduras, mexicana, albañil, con ejotes, champiñones, rajas o cualquier otro vegetal, y evitar en lo posible la combinación con quesos maduros y carnes frías.

Otro producto que se ha considerado malo en algunas temporadas y actualmente es excelente es la carne de cerdo. Se ha demostrado que este producto cuando es de granja controlada, cuya alimentación puede estar basada en productos saludables como el aguacate, y entonces su composición nutrimental es muy saludable. Los cortes que se consideran con bajo aporte de grasa, como pierna, lomo o filete, es una carne blanca como el pollo y su composición en proteínas es igual a cualquier otro producto, pero con un aporte bajo de lípidos, puede ser preparado de muchas maneras con un gran sabor al platillo.

Es necesario mencionar la importancia del tamaño de las raciones, ningún alimento puede ser considerado de consumo libre, todos los alimentos aportan energía excepto el agua; por lo tanto deben consumirse de manera controlada, para evitar excesos que son los que dañan la salud, entre éstos se pueden describir a los quesos, que los consumidores los consideran de consumo libre unido a la fruta, o como colación a media mañana o a media tarde, sin embargo, no es así, son alimentos saludables que pueden ser consumidos a ración de 40 g al día, y siempre hacerlo de manera consciente. Entre los productos lácteos se encuentra la leche que solo se obtiene de mamíferos, no bebidas vegetales que hoy han adquirido relevancia en la dieta de los mexicanos, pero no tienen suficiente cantidad de calcio, indispensable para el buen funcionamiento de los músculos. Lo importante es consumir leche descremada a partir de los dos años, para prevenir los lípidos sanguíneos altos.

Hace aproximadamente 30 años, el pollo se consideraba el mejor alimento para consumir diario, es bueno cuando se consumen productos como la pechuga y en algunas ocasiones, no frecuentemente, muslo o pierna; de nuevo lo importante es el tamaño de la ración, para adultos mexicanos se recomienda 60 g de producto cocido, no es de ingestión libre.

Todo este tema para recomendar consumo adecuado de alimentos de origen animal es para promover la salud y evitar ideas como que se requieren puras vitaminas.

Los seres humanos realizan una serie de actividades diarias que requieren energía, los alimentos la aportan a través de las proteínas, hidratos de carbono y lípidos; además de ofrecer algunas sustancias como vitaminas y minerales que son necesarias para utilizar la energía en la creación de tejidos y mantener la salud.

De acuerdo con la NOM 043, de la educación alimentaria, es necesario que la dieta de consumo habitual considere ciertas características como;

  • adecuada a la edad, peso, estatura, actividad física y estado de salud o enfermedad;
  • el segundo punto que debe cubrir la dieta es que debe ser completa, debe contener alimentos de todos los grupos, verduras y frutas, cereales como arroz, avena, cebada, centeno, maíz, trigo y los derivados de estos productos; por último, el tercer grupo es el de alimentos de origen animal y las leguminosas, en donde se recomienda medir el tamaño de la ración;
  • la siguiente característica es que la dieta debe ser equilibrada, lo que significa que el aporte de proteínas no debe exceder el 12% de la energía total considerando que todos los alimentos aportan proteínas menos la fruta, se debe tomar en cuenta este punto; los lípidos no deben exceder de 28%, de preferencia las consideradas saludables, y por último los hidratos de carbono deben aportar el 60%, de preferencia integrales;
  • otra característica es la higiene, los alimentos se deben cocinar y preparar a las temperaturas correctas, así como limpieza y desinfección de éstos;
  • la dieta debe ser suficiente, no producir hambre y comer en exceso;
  • la última característica es la variedad, esto es, algunos días comer pollo, otros días carne roja, carne de cerdo, incluso platillos vegetarianos, pescados, mariscos, platillos típicos de la cocina mexicana; considerar los alimentos diferentes de cada uno de los grupos.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno Agosto- Septiembre 2022